En el marco de la formación en valores y empatía con las distintas realidades que los rodean, los estudiantes de 4to. año de la especialización TIC recibieron la visita de Inti, persona no vidente, que estuvo acompañada por Fernando, integrante de la selección argentina de básquet en silla de ruedas, y Roxana, del área de Vinculación Académica, todos representantes de CILSA, organización no gubernamental (ONG) que promueve la inclusión plena de los sectores marginados de la sociedad.

Se trató de una actividad dividida en dos partes: una conceptual, en la que los chicos adquirieron nuevos conocimientos sobre lo que implica un proyecto de accesibilidad, y otra   motivacional, en la que pudieron conocer de cerca cómo otros alumnos desarrollaron una propuesta en base a la temática de la charla.

“Desde nuestro lugar intentamos construir una sociedad más inclusiva. Las personas con discapacidad pueden hacer lo mismo que el resto de los seres humanos, el problema está en que el entorno pone barreras todo el tiempo”, expresó Inti al inicio de la jornada.

Durante el encuentro, los invitados conversaron con los estudiantes acerca de la importancia de la accesibilidad en el mundo digital y, más tarde, estudiantes de 5to. año expusieron su proyecto de realidad virtual, desarrollado junto a la ONG, y explicaron cómo fue el proceso de creación y la experiencia vivencial por la que pasaron para poder llevarlo adelante.

“La nuestra es una propuesta que busca concientizar e informar acerca de la mejor forma de colaborar con las personas que, eventualmente, se encuentran en la vía pública con una persona no vidente”, contó uno de los responsables del trabajo.   

Para participar de la experiencia se necesita que una persona se coloque un casco de realidad virtual (RV)  -que en un momento se apagará, dejando a la persona sin poder ver- y sostenga los controles, mientras que otra la ayude a moverse por el entorno virtual de la ciudad. 

“El trabajo de los chicos está buenísimo por dos motivos: el usuario puede ponerse en el lugar del otro y ver qué se siente siendo ciego, y además sirve para entender cuáles son sus  necesidades y encontrar la mejor manera de ayudarlo”, aseguró Inti.

Durante la actividad también se hizo foco en las diferencias existentes entre hablar de un “discapacitado” y una “persona discapacitada”. “No es lo mismo, el primer término anula el resto de las características del ser humano, pareciera que lo único que lo define es esa condición”, explicaron los invitados. Además, hablaron sobre la importancia de la tecnología y cómo utilizarla en pos de “democratizar las herramientas utilizadas en la vida cotidiana y los espacios”.

Al cierre de la actividad, Inti les propuso a los jóvenes reflexionar sobre los temas tratados y pensar en un proyecto que pueda ayudar a concientizar o facilitar la vida de las personas con discapacidad a través de la tecnología.

“Con este tipo de actividades buscamos fomentar el aprendizaje y al mismo tiempo ofrecer una respuesta participativa a una necesidad social. Es muy gratificante para los alumnos poder plasmar las habilidades adquiridas en clase y ver que sus creaciones tienen un usuario concreto”, sostuvo Darío Mischener, Director de la especialización.

“Buscamos que nuestros estudiantes se formen como futuros desarrolladores, se comprometan a llevar adelante proyectos inclusivos y se conviertan en ciudadanos capaces de comprender que todos somos iguales de diferentes. Además, consideramos que es muy valioso que los trabajos que realizan generen un impacto en la vida real, trascendiendo las experiencias vividas en el aula y los laboratorios”, concluyó Mischener.

Fecha: 17/4/2019 | Creado por: Dario Marcelo
Categoria: Novedades
Etiquetas: novedades, ort