Maitena Rutman Arazi
lengua ingles arte

Las huellas de carmelo

 

 

Esa lluviosa tarde, tenía el permiso de salir una hora antes del trabajo. Decidí sorprender a Carmelo visitandolo en el gimnasio ya que sentía que el amor que nos teníamos en un principio se estaba desvaneciendo. Hace ya un tiempo, que lo observaba escabullirse en las noches regresando a horarios descabellados.

LLegué al gimnasio y pregunte por Carmelo, me dijeron que se estaba duchando así que decidí esperarlo afuera. Aguarde en el mullido sillón de la recepción.  Cuando Carmelo regreso, encontré una extraña expresión en su rostro, parecía nervioso e inquieto. Me agarró violentamente del brazo junto a su mochila casi arrastrándome hacia el auto. No me dirijio la palabra en todo el viaje a su casa. Cuando llegamos a su departamento, agarró rápidamente el teléfono de línea y se encerró en su cuarto. Noté que discutía con alguien, pero no logré escuchar con claridad de qué hablaban. Aproveche la situación para de una vez por todas descubrir si me estaba engañando.  Busque su celular para revisarlo. Recordé que lo guardaba dentro de su mochila que llevaba el gimnasio. Al abrirla encontré algo que jamas imagine. Habían muchísimas pastillas. Ahora todo tenía sentido. Las salidas nocturnas, las sospechosas llamadas. Carmelo no me estaba engañando, estaba metido en negocios ilegales.

-¿Que mierda estás buscando?- me sorprendió Carmelo

Me quede atónita, no sabía qué responder.

-Vos llegas a decir algo y no volves a ver a tu hijo- me dijo en un tono amenazador, empujándome lejos de la mochila.

-Por favor no lastimes a mi hijo, te juro que no voy a decir nada- le dije suplicándole.

-Más te vale- agregó mientras me empujaba contra la pared y me pegaba. Carmelo se encerro en la habitación con un fuerte portazo

Quería marcharme lo antes posible, así que le deje una nota que decía “Nada de esto pasó, olvidate de mi por favor”

Salí corriendo del departamento, con las lágrimas recorriendo mi rostro.

Me tomé el colectivo para llegar lo antes posible a mi casa y me prometí nunca hablar con nadie sobre lo sucedido.

Unos días más tarde estaba en mi casa, mi hijo me preguntó:

-¿Mamá te puedo preguntar algo?

-Está bien, pero date prisa porque necesito ir a trabajar.-

-Bueno, ¿Podemos hablar sobre mi papá?-

-No tengo tiempo para esta conversación. Se está haciendo tarde-

-También quería decirte que creo que me estoy acostumbrando a tu novio, Carmelo-

-No te lo dije porque sé que te estas llevando muy bien con el. Por favor no te enojes conmigo pero ...-

 -¿Me podes decir que está pasando?-

-Carmelo me pegó-

-¿Cuándo pasó eso?-

-Fue hace unos días y nunca lo perdonaré.-

-¿Le devolviste el golpe?-

-No, eso no está bien. Nunca debes golpear a nadie. No importa si es chico o chica.

-Está bien ¿Podemos seguir hablando de mi papá ahora?

-Hablemos de otra cosa. ¿Qué tal el colegio?-

-Bien hay un nuevo profesor de arte. Él siempre nos pide que pongamos más color en nuestros dibujos.

-¡Oh! Espero poder conocerlo algún día. ¿Y cómo vas con tu discurso del 9 de julio? ¿Necesitas ayuda?-

-Creo que soy muy bueno en esto, he estado trabajando en ello durante más de dos semanas y creo que casi lo termino.-

-¡Excelente! Bueno  nos vemos en la noche, me voy a trabajar.

Mother: hi son, ho

w are you? Did you sleep well?

Child: hey mom, yes I slept well, but first I want to talk to you about something.

Mother:  what´s about?

Child: I think you are not well; you are always in your room and you don´t talk to me!

 Mother: you are very mature for your age, I´m proud of that.

Child: mom, this is not a joke, do not change the subject.

Mother: sorry.

Child: it´s ok, but tell me, what´s wrong?

Mother: ok, I´m with many problems and my head is loads of things. I think you deserve a full and happy family, I do not give you enough and that kills me.

Child: mom, it´s ok, I´m fine and I´m happy.

Mother: it´s not ok, all the people I try to give you turn bad.

Child: don´t worry mom, I love you.

Mother: I love you too.

 

Fecha: 18/7/2019 | Creado por: Maitena
Comentarios