Como parte de la importante tarea de mantener viva la llama de la memoria, en nuestra Escuela conmemoramos el 24 de marzo a través de un conjunto de actividades especiales que tuvieron lugar en la semana correspondiente al Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Desde la especialización de Humanidades, nuestros estudiantes profundizaron en el estudio histórico de la última dictadura cívico-militar por medio de un conjunto de charlas con referentes y especialistas de distintas áreas y disciplinas.

A su vez, los docentes de la especialidad trabajaron junto a los alumnos y alumnas cada uno de los aspectos vinculados al contexto histórico y todas las inquietudes surgidas a partir de las actividades.

Para abordar el eje del relato testimonial, la Semana de la Memoria comenzó con un encuentro especial para todos los cursos. La charla "Un testimonio personal para pensar la historia Argentina", de la mano de la escritora y socióloga Julia Coria, hija de desaparecidos. 

Muy emocionada, la invitada destacó que “iba a ser la primera vez que incluía a su hija Juana para contar parte de su historia personal”. De este modo, se dio de forma inédita en nuestra Escuela un ejercicio de la memoria propio de nuestros tiempos: el hecho histórico de conversar y entrevistar a nietos de desaparecidos, una cuestión fundamental para continuar el legado y la búsqueda a través del tiempo.

Ambas hicieron un repaso testimonial de la vida en la época de la dictadura militar y de las desapariciones forzadas que ocurrieron en el seno de su familia.

Con mucha calidez y cercanía, Julia concluyó con unas sentidas palabras para los estudiantes que escuchaban con gran interés: “No sé qué significa honrar, me parece una palabra muy pesada, parece que hay que ir a un monumento. Yo con mi relato busco todo lo contrario, que sea liviano, que la memoria se pueda conectar con lo cotidiano y lo afectivo”.

Desde la esfera científica, los chicos y chicas de 4to. año participaron de un encuentro con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Maia Prync, que trabaja en el área de investigación del EAAF, conversó con los estudiantes quienes, con mucha atención, escucharon acerca de su trabajo y cómo determinan las identidades de las personas que aparecen como “NN”.

“Estas charlas nos permiten saber lo que pasó en esos terribles años para nuestro país. Hoy tenemos acceso privilegiado al Equipo de Antropología Forense gracias a Maia Prync”, introdujo la Lic. Sandra Borenstein, Directora de la Especialización de Humanidades.

“Hasta el momento, el equipo recuperó más de 1.400 cuerpos, identificó a más de 800 personas y aportó pruebas en la mayor parte de los juicios de lesa humanidad”, explicó Maia Prync, y continuó: “El EAAF realiza un trabajo forense de campo y laboratorio, recuperando desaparecidos y analizando sus restos. Nuestro objetivo central es la identificación de restos de personas desaparecidas pero, además, buscamos darles respuestas a familiares que cargan con dudas hace muchos años”.

Al cierre de la charla y muy conmovidos, los alumnos y alumnas de 4to. grado compartieron sus inquietudes con la invitada, quien respondió a todas las consultas: “Encontrar a desaparecidos e identificarlos implica tener respuestas buscadas por muchos años, hacer un duelo y empezar una nueva etapa. Tiene consecuencias sociales, psicológicas y judiciales”, resumió la especialista.

Finalmente, con el objetivo de ahondar en el estudio desde el plano judicial, Mercedes Soiza Reilly, fiscal ad hoc de la causa ESMA Unificada, visitó a los estudiantes 5to. año A y 5to. año B en el marco de la charla “Memoria, Verdad y Justicia. El juzgamiento de crímenes de lesa humanidad”. 

“Esta actividad nos va a brindar una mirada actual acerca del estado de situación de los desaparecidos y la búsqueda que realizan día a día las abuelas, las madres, hijos, hijas, nietos y nietas”, explicó la Lic. Sandra Borenstein, Directora de la Especialización de Humanidades.

Tras la primera pregunta realizada por los estudiantes, la fiscal Mercedes Soiza Reilly contó que “su trabajo consiste en fiscalizar los juicios que el estado viene llevando a cabo por la desaparición forzada de personas”. Y aclaró que estos juicios “pudieron existir gracias al esfuerzo y el compromiso de los movimientos de los DDHH, desde el plano individual hasta la organización colectiva, ya sea como organismo, como ciudadano a pie o como familiar que marcha solo sin enmarcarse en ninguna institución”. 

Durante la charla, los alumnos y alumnas realizaron un raconto histórico desde Raúl Alfonsín hasta la actualidad, repasando el desarrollo, el despliegue y los distintos avatares de los procesos de juzgamiento a los militares de la última dictadura.

Además, el encuentro aportó una perspectiva y una mirada específica sobre el estudio del golpe de estado del 24 de marzo de 1976: qué pasó con la justicia en la Argentina tras el regreso de la democracia y qué consecuencias desde el plano judicial tuvieron todos los hechos que acontecieron.

“¿Por qué se denominan crímenes de lesa humanidad?”, fue una de las preguntas centrales que más atención despertó en los chicos y chicas.

“Crímenes de lesa humanidad son crímenes que trascienden a las víctimas y afectan a toda la sociedad”, puntualizó la fiscal, enfatizando la oportunidad histórica que tienen los estudiantes de las generaciones actuales, en edad escolar, de poder presenciar un juicio de esta categoría a través de su transmisión online.

“En las salas de juicio estamos haciendo historia. Me encantaría que puedan ir a una audiencia, que saquen sus conclusiones, que se hagan muchas preguntas”, concluyó.

Fecha: 31/3/2021 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort