Estudiantes de la especialización Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) recibieron nuevamente la visita Inti Constanzo, representante del equipo del Programa Nacional de Concientización de CILSA, organización no gubernamental que promueve la inclusión de niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y con discapacidad. Se trató del segundo encuentro que los chicos compartieron con la ONG para reflexionar y concientizarse.

“El objetivo es asesorarlos, en conjunto con CILSA, para que piensen sus proyectos con características de inclusión, para no dejar absolutamente a nadie afuera”, explicó Darío Mischener, Director de la orientación.

Inti, una persona con baja visión, luego de presentarse expresó las barreras que afrontan las personas con alguna discapacidad día a día. “Pueden ser impedimentos físicos, como la falta de una rampa o la ausencia del braille en la computadora. Pero también hay muros ideológicos, sociales y actitudinales. Muchas veces se tiende a infantilizar a personas con discapacidad y tratarlas como si no fuesen normales. Otras veces nos tienen temor o vergüenza a acercarse”, dijo.

A continuación, dio inicio a la actividad y contó que la idea principal se basaba en empezar a poner en juego herramientas tecnológicas que rompan con esas diferencias.

“Existe un lector de pantalla para ciegos y personas con diminución de visión que quiero que conozcan. Cuando se activa, emite en voz alta todo lo que sea texto en una computadora”, expuso. “Una foto, sin título o descripción, no la puede expresar. Por eso hay que explicar las imágenes en epígrafes, para que todos podamos entenderlas”, les aclaró a los chicos para que tengan en cuenta en sus proyectos curriculares.

También detalló la tecnología que utilizaba Stephen Hawking: un mouse que se usa con la mirada y se puede bajar desde Internet, hecho para las personas que no tienen movilidad, y contó que hay herramientas para facilitar el lenguaje de señas, como guantes que entienden el lenguaje de señas e idiomas hablados, y los traducen.

Para vivenciar lo expuesto, los alumnos se vendaron los ojos y probaron el software lector de pantalla. Lograron ponerse en la piel de una persona ciega, para sensibilizarse sobre esta discapacidad y entender su forma de interacción, para luego desarrollar proyectos que los ayuden. “Superaron diversos desafíos con los ojos tapados. Pudieron darse cuenta de las dificultades a las que se enfrentan día a día las personas con discapacidad”, los felicitó Inti.

Además, agregó: “Yo no sé braille. Sin el lector, jamás hubiese podido terminar la carrera universitaria que hice hace dos años. Gracias a la tecnología yo pude acceder a la posibilidad de estudiar”.

Cabe destacar que Lautaro, Federico, Guido e Idan, de 5to. año de TIC, desarrollaron junto a CILSA un simulador concebido con Realidad Virtual en su proyecto curricular de 4to. año. Su principal atractivo fue su misión: busca concientizar a la sociedad sobre las dificultades que tiene una persona ciega o con baja visión para circular por la vía pública. Actualmente, se encuentran llevando a cabo una plataforma para reportar los daños en las veredas, y con esa información poder ayudar a los usuarios a desplazarse por la vía pública.

También, en la misma línea, alumnos de 3er. año de TIC se encuentran trabajando en tres proyectos. Un juego introductorio a los deportes adaptados para silla de ruedas (juego + hardware), una agenda accesible para adultos con autismo y un asistente para personas con dislexia (asistente + juego didáctico). Y, en 4to. año, están creando un dispositivo para ayudar a personas con discapacidades visuales a detectar objetos que se encuentran en altura, sobre su cintura.

En este sentido, Inti alentó a los estudiantes a generar más acciones como esa: “Se puede pensar a qué acceden y a qué no las personas con discapacidad, para desarrollar algo que pueda ayudarlos”, concluyó.

Fecha: 4/9/2019 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort