En el texto adjunto encontrarás información fundamental para analizar los relatos policiales que trabajaremos.

 

El relato policial clásico o de enigma

            Los orígenes del relato policial pueden ubicarse en 1840, cuando el escritor estadunidense Edgar Allan Poe (1809-1849) publica sus cuentos “Los crímenes de la calle Morgue”, “La carta robada”  y “El caso de Marie Roget”, que tienen como protagonista al detective Auguste Dupin, héroe de esta ficción. En esto relatos Poe establece, sin saberlo,  las reglas fundamentales de los que luego se llamó “policial clásico” o “de enigma”. Los elementos infaltables en estos cuentos son:

a)    Un crimen, del que se desconoce quién, cómo y por qué lo cometió, y que se presenta como un enigma  irresoluble.

b)    Un detectivede inteligencia destacada que investiga y resuelve el caso a pedido de la policía. Con este personaje colabora un fiel compañero, que escucha sus razonamientos y deducciones.

c)    Una serie de pistas o indicios, aparentemente inconexos, que le sirven al detective para descubrir al delincuente o criminal.

d)    La resolución del misterio,  la identificación del culpable y la explicación, por parte del investigador, de cómo llegó a la verdad.

Los dos contenidos básicos del género aparecen ya desde el primer momento: el tema del delito cometido en un cuarto cerrado por dentro y el tema de la “invisibilidad” de algo demasiado evidente. El primero es desarrollado en “Los crímenes de la calle Morgue”, en el que  dos mujeres –madre e hija- son asesinadas en su casa en París. La habitación en la que se ha cometido el crimen está cerrada con llave desde adentro, está ubicada en un segundo piso y las ventanas también -cerradas- dan al vacío. El otro tema aparece en “La carta robada” y en “El hombre invisible” de Gilbert Chesterton, ambos relatos tienen un enigma basado en aquello que no se ve por  ser demasiado evidente.

Casi cincuenta años después de Poe, el escocés Arthur Conan Doyle (1859-1930) crea la famosa dupla de detectives  Sherlock Holmes y su ayudante, el doctor Watson.

Los detectivesDupin y Holmes  reúnen características que definen el estereotipo  de investigador del policial clásico, que reaparecerá a lo largo del siglo XX (por ejemplo, con Monsieur Poirot, el personaje de la inglesa Ágatha Christie). Estos personajes suelen ser excéntricos, cultos y brillantes. Se relacionan con la “alta sociedad”; son célibes, no están insertos en la institución familiar ni en la policial, ya que trabajan en forma privada, generalmente son ricos y no dependen de un sueldo para vivir. Toman la investigación como un reto a su inteligencia. Son intelectuales que aplican métodos racionales, principios científicos y técnicas modernas basadas en variados conocimientos.  Es conocida en esta literatura la rivalidad establecida por los integrantes del cuerpo policial –que aparecen siempre como tontos e ineficaces- y los investigadores privados.

Después de acudir a la escena del crimen, observar los detalles, interrogar a los testigos y reunir evidencias, estos detectives se retiran a su hogar a pensar y a relacionar las piezas de información con que cuentan, o realizan diligencias incomprensibles para sus ayudantes y para los lectores, pero que cobran sentido cuando explican cómo resolvieron el caso.

Ya desde el origen de estos relatos, el personaje del detective aparece acompañado por un amigo que lo secunda y asiste, y que literariamente tiene una importancia fundamental porque es el encargado de narrar las hazañas deductivas del héroe. Técnicamente este personaje cumple dos funciones: por un lado es el oyente de las aventuras que el héroe le relata y por otro,  es el narrador  de esa historia porque escribe lo que el detective le ha contado.

Los textos que pertenecen a este género parten de un misterio inicial aparentemente irresoluble, seguido de una investigación llevada adelante por el detective, que utiliza un método deductivo, y que concluyen con la  revelación de la verdad en una resolución efectista.

Fuente: • “Cuentos con detectives y comisarios”, antología, editorial Colihue. (Introducción) • “Cuentos policiales argentinos”, antología, editorial Estrada. (Introucción)
Fecha: 18/6/2018 | Creado por: Franco
Categoria: 1T
Etiquetas: 2A, Lengua, El policial, teoría