En el siguiente artículo se explican algunos modos de crear palabras nuevas en nuestra lengua.

 

 

 

 

Neologismos: son palabras nuevas o acepciones nuevas en una lengua.

Préstamos: Los préstamos son una forma de neologismo, es decir, una manera de incorporar nuevas palabras a una lengua. Es necesario hacer una distinción entre extranjerismo y préstamo.

El extranjerismo es una palabra perteneciente a una lengua extranjera y por lo tanto no está asimilada al español. Debe escribirse en cursiva o entre comillas. Algunos extranjerismos que usamos habitualmente son: show, sexy, hall, rugby, casting, chat, gourmet, clown, best seller, beige, etc.

En cambio, el préstamo es una palabra adaptada o asimilada a las estructuras (fonéticas, morfológicas) de la lengua de llegada (en este caso, el español). Por ejemplo: baipás, escanear. Al ser palabras que ya están “convertidas” a nuestra lengua, no deben escribirse entre comillas o cursiva.

En muchos casos, un extranjerismo comienza a usarse y al volverse de uso común, termina por incorporarse en forma de préstamo, es decir, adaptado a las características de la propia lengua. El uso del diccionario puede ayudarnos a saber si la palabra ya está incorporada al español o no.

 

Casos de palabras extranjeras y sus correspondientes préstamos (palabra adaptada o hispanizada):

 

Autofocus        autofoco

Bacon              beicon, bacón

Base-ball         béisbol

Bowl                bol

Cappuccino      capuchino

Carnet             carné

Champignon    champiñón

Click                 clic

Volleyball        voleibol, vóleibol

 

En ciertos casos, algunas palabras extranjeras tienen su equivalente en otra palabra del español. En ese caso, se recomienda usar las palabras de nuestra propia lengua y no el extranjerismo.

 

Ejemplos:

Background                 formación, bagaje

Backup, back-up          copia de seguridad

e-mail                         correo electrónico

fast food                     comida rápida

full time                      con jornada completa, con dedicación exclusiva

 

 

Argot y jerga

 

Si tenemos en cuenta las variedades, la jerga y el argot son sociolectos, porque se relacionan con el origen social. También pueden definirse como “lenguas especiales”, es decir, la lengua de un grupo social en tanto que difiere de la lengua común, siempre y cuando ese grupo social no esté delimitado por criterios geográficos (dialecto). Diferencias:

  • Mientras que los dialectos, modalidad adoptada por una lengua en un cierto territorio, tienen su fonética, morfología, sintaxis y léxico, el argot y la jerga se caracterizan especialmente por el léxico.
  • Mientras que los dialectos tienen una existencia independiente de la lengua común, las lenguas especiales son lenguas secundarias que coexisten con ella.

Dentro de una comunidad lingüística, un grupo de hablantes crea un lenguaje especial, compuesto principalmente por un léxico particular, algunas peculiaridades fonéticas, unos pocos rasgos sintácticos, etc., lo cual no quiere decir que se trate de una lengua distinta a la común. Un hablante que, además de su vocabulario básico, posea un vocabulario especializado por su profesión o léxico propio de su deporte favorito, no habla una lengua distinta a la usada por la mayoría de los hablantes. Por tanto, estos lenguajes especiales están integrados dentro del sistema de la lengua común y sometidos a las mismas reglas gramaticales.

 

 

 

 

 

 

Fecha: 19/4/2018 | Creado por: Matias
Categoria: Primer bimestre