Federico Tarzi y Franco Garcia

  La tormenta de arena había pasado, su batallón ya no estaba, su azulado uniforme de la Unión se había tornado de un color rojizo a causa del desierto. Se  encontraba en el medio de un cañón, en las paredes resonaba aun el clarín de carga.

  Se acomodó su sombrero y su sable. Oyó un sonido detrás de el, era el de un halcón. Al girar vio a un apache que juntaba prendas de los soldados caídos. El capitán con un grito desaforado  le ordeno que parara de hurgar a los muertos, el salvaje ni lo miro. Sacó su Peacemaker, y apuntó a la cabeza del indio. Un viento cálido lleno de tierra soplo por el cañón, la tierra hizo parpadear al capitán. Y al volver a abrir sus arrugados ojos ya no vio un apache sino un halcón.

Fecha: 14/3/2018 | Creado por: Federico
Categoria: Microcuentos