Nicolas Crupnik y Agustin Ades

A la noche, bien tarde, Martin salió de fiesta y estaba tan ebrio que lo tuvieron que llevar a su casa. Al despertar, se encontró tirado en la calle con dolor de cabeza y un hombre mirándolo. Recién despierto preguntó: -¿Quién sos?-Yo soy tu padre-le respondió el hombre tranquilamente. Martin nunca supo si la fiesta había sido un sueño o no.

Fecha: 14/3/2018 | Creado por: Nicolas
Categoria: Microcuentos