A continuación presentaremos el concepto de realismo y sus características

El realismo

El realismo surgió en la primera mitad del siglo XIX, cuando algunos escritores se propusieron contar historias que pudieran suceder en la realidad. La literatura puede mostrar el mundo que nos rodea de maneras muy diferentes. En los relatos realistas, los hechos ficcionales -surgidos de la imaginación del autor- se narran de manera tal que resultan creíbles o verosímiles para el lector. Esto significa que es posible "creer" en lo que nos cuenta e identificarnos con las historias y con los personajes, porque el relato los presenta como si fueran reales. Sin embargo, "realista" no significa "real": no hay que olvidar que estos cuentos y novelas son creaciones literarias de un autor y que, por eso, incluso si están basados en un hecho real, tienen una parte de ficción, de invención. El nacimiento de este género está relacionado con la sociedad de la época y sus transformaciones a partir de la Revolución Industrial:

  • surgimiento de trenes y grandes fábricas;
  • aparición de los periódicos;
  • creación y desarrollo de la fotografía;
  • avance de una clase media que es elegida por los autores para protagonizar historias.

El efecto de realidad

Se llama efecto de realidad a la construcción del verosímil en el relato realista. Este efecto, que es el que hace que la ficción nos resulte creíble, se logra a través de ciertos mecanismos narrativos:

  • Tiempo y espacio: son fácilmente identificables. Ese marco puede presentarse de manera directa (cuando se explicitan el lugar y la época) o indirecta (el lector lo deduce a partir de ciertos datos: algún hecho histórico, una costumbre, etc.)
  • Personajes: por lo general, son seres con ocupaciones comunes y aparecen en situacones cotidianas.
  • Descripciones: suelen ser detalladas tanto en el caso de los ambientes como de los personajes. Las características de estos últimos pueden deducirse a partir de sus acciones y actitudes o pueden ser presentadas de manera explícita.
  • Diálogos: en general, reproducen la forma en en que las personas hablan en la vida real, por eso pueden evidenciar las variedades lingüísticas: si un personaje es un hombre mayor que proviene de una zona rural, con seguridad no hablará de la misma manera que un adolescente criado en una gran ciudad.

El autor y el narrador

Como en toda narración literaria, en los relatos realistas es el narrador quien transmite los hechos. El narrador es la voz ficcional a través de la cual conocemos la historia. No debe confundírselo con el autor, que es la persona física, real, que escribe el texto. Existen cuatro tipos básicos de narrador, según el punto de vista:

Narrador que participa de la historia:

  • Narrador protagonista: es el personaje principal quien narra lo que a él mismo le sucede. Utiliza la primera persona gramatical para referirse a sí mismo y la tercera para referirse a otros.
  • Narrador testigo: se narra desde la voz de un personaje que pudo haber presenciado los hechos o al cual se los contaron, pero no es el protagonista. Por lo tanto, puede utilizar la primera persona, pero sobre todo utiliza la tercera persona gramatical.

Narrador que no participa de la historia:

  • Narrador omnisciente: no participa de los acontecimientos, no es un personaje del relato, por lo cual solo emplea la tercera persona gramatical. Conoce todo lo que ocurre, incluso los pensamientos y sentimientos de os personajes.
  • Narrador no omnisciente: al igual que el narrador omnisciente, no participa de los acontecimientos y utiliza la tercera persona gramatical, pero solo narra lo que ve, como un observador, sin acceso a los pensamientos y sentimientos de los personajes.

Los relatos realistas suelen presentar un narrador omnisciente, que genera la sensación de ser más objetivo o imparcial, y, por lo tanto, más verosímil. Otras veces, el autor elige un narrador testigo o protagonista. Lo que da efecto de realidad, en este caso, es la cercanía con los acontecimientos: el narrador dice haber presenciado lo que cuenta.

Fecha: 12/3/2018 | Creado por: Martin