Les presento la materia con este cuento de Saki. Bienvenid@s!!!!!

Vamos a comenzar, antes de leer el cuento, charlando sobre su nombre.

¿Qué les parece que significa cuentista? Piensen en qué otras palabras que conocen terminan con el sufijo -ista.¿Qué puede pasar con un personaje con este nombre en un cuento?

Leemos el cuento en silencio primero y luego, entre tod@s. Vamos a ir conversando a partir de algunas de las consignas que siguen. Luego les indicaré las que van a responder con el/la compañero/a de banco en una hoja.

1) ¿Qué les ocurre a los niños en relación a las historias que les cuenta su tía? ¿Por qué?

2) ¿Cómo se nos presenta  la tía a los lectores? ¿Y al hombre que viaja cerca de la familia? ¿Les parece que estos adultos se parecen entre sí? Justifiquen sus respuestas con fragmentos del texto. ¿Con qué otras palabras pueden describir al hombre soltero?

3) ¿Qué palabra se reitera varias veces en el mismo párrafo al inicio del cuento? ¿En qué otro momento ocurre otra repetición? ¿Por qué creés que aparece tantas veces una misma palabra?
Si quisiéramos cambiar ese párrafo y no repetir tanto,¿con qué recursos contamos los hablantes de español para evitar repeticiones innecesarias?

4) ¿Por qué creen que a los chicos les gustó tanto el cuento del señor?

5) Relean este fragmento del cuento que cuenta el solterón.

- Por qué no había flores?
-Porque los cerdos se las habían comido todas -contestó el soltero rápidamente-. Los jardineros le habían dicho al príncipe que no podía tener cerdos y flores, así que decidió tener cerdos y no tener flores.
Hubo un murmullo de aprobación por la excelente decisión del príncipe; mucha gente habría decidido lo contrario.
-En el parque había muchas otras cosas deliciosas. Había estanques con peces dorados, azules y verdes, y árboles con hermosos loros que decían cosas inteligentes sin previo aviso, y colibríes que cantaban todas las melodías populares del día. Berta caminó arriba y abajo, disfrutando inmensamente, y pensó: «Si no fuera tan extraordinariamente buena no me habrían permitido venir a este maravilloso parque y disfrutar de todo lo que hay en él para ver», y sus tres medallas chocaban unas contra las otras al caminar y la ayudaban a recordar lo buenísima que era realmente. Justo en aquel momento, iba merodeando por allí un enorme lobo para ver si podía atrapar algún cerdito gordo para su cena.
-¿De qué color era? -preguntaron los niños, con un inmediato aumento de interés.
-Era completamente del color del barro, con una lengua negra y unos ojos de un gris pálido que brillaban con inexplicable ferocidad. Lo primero que vio en el parque fue a Berta; su delantal estaba tan inmaculadamente blanco y limpio que podía ser visto desde una gran distancia. Berta vio al lobo, vio que se dirigía hacia ella y empezó a desear que nunca le hubieran permitido entrar en el parque. Corrió todo lo que pudo y el lobo la siguió dando enormes saltos y brincos. Ella consiguió llegar a unos matorrales de mirto y se escondió en uno de los arbustos más espesos. El lobo se acercó olfateando entre las ramas, su negra lengua le colgaba de la boca y sus ojos gris pálido brillaban de rabia. Berta estaba terriblemente asustada y pensó: «Si no hubiera sido tan extraordinariamente buena ahora estaría segura en la ciudad». Sin embargo, el olor del mirto era tan fuerte que el lobo no pudo olfatear dónde estaba escondida Berta, y los arbustos eran tan espesos que podría haber estado buscándola entre ellos durante mucho rato, sin verla, así que pensó que era mejor salir de allí y cazar un cerdito. Berta temblaba tanto al tener al lobo merodeando y olfateando tan cerca de ella que la medalla de obediencia chocaba contra las de buena conducta y puntualidad. El lobo acababa de irse cuando oyó el sonido que producían las medallas y se detuvo para escuchar; volvieron a sonar en un arbusto que estaba cerca de él. Se lanzó dentro de él, con los ojos gris pálido brillando de ferocidad y triunfo, sacó a Berta de allí y la devoró hasta el último bocado. Todo lo que quedó de ella fueron sus zapatos, algunos pedazos de ropa y las tres medallas de la bondad.
 
a. Subrayen quiénes son los protagonistas. Luego coloreen cada vez que se los menciona (hay  diversas maneras en que se lo hace, búsquenlas y coloreen esas palabras).  
b. Observen la oración coloreada con amarillo e indicá cuántos sujetos y cuántos predicados hay. ¿Por qué piensan que el solterón cuenta de ese modo lo que hizo el lobo? 
c. Ahora busquen alguna acción que realiza Berta de esta parte de la historia y elaboren una oración que también presente esta fragmentación del cuerpo o de los sentidos. Escríbanla con rojo incorporándola en el fragmento que está en esta hoja de Word. ¿Qué efecto tiene?

 
5) ¿Qué indicios/evidencias nos da el narrador del cuento cómo se sentían la tía y cómo los niños en el viaje? ¿Cuáles son los motivos que cada uno de ellos tiene para sentirse así? ¿Qué discusión sobre literatura tienen la tía y el soltero?

 
Escritura de a dos 
6) Escriban un párrafo en el que solamente aparezca un monólogo interior, es decir, que el personaje hable solo o piense:
a. de Berta, en el que conozcamos lo que piensa y siente antes de que el lobo se la devore,
b. del lobo, mientras la persigue a Berta. 

Piensen en qué momento de este cuento iría. Súbanlo a COMENTARIOS.

Por último! Busquen una imagen que acompañe al cuento. NO valen las que aparecen cuando buscan con el nombre del cuento, tiene que ser seleccionada por ustedes por algún aspecto del cuento.

 

Fecha: 8/3/2018 | Creado por: Mara
Categoria: Primer trimestre
Comentarios (están moderados, aparecerán luego de ser aprobados)