Chicos/as. En este apartado profundizaremos el proceso económico, social y cultural que estamos analizando.

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

La Revolución Industrial (en adelante RI) que empezó en Inglaterra en el siglo XVIII y se extendió por todo el continente europeo transformó, durante un período relativamente corto -dos generaciones- la vida del hombre occidental, la naturaleza de su sociedad y su relación con otros pueblos del mundo. Estos cambios tan trascendentales tuvieron sin embargo un modesto comienzo. Se manifestaron en un país (Inglaterra), en una región, en una rama de la industria (la textil) y desde allí se propagaron por todo el planeta. ¿Fue una revolución tecnológica o fue mucho más que eso? El historiador Eric Hobsbawm (1975) sostiene que el tramado de transformaciones sociales, económicas, productivas, técnicas y culturales que llamamos RI sólo puede explicarse desde una multiplicidad de factores.

La RI fue el resultado de la combinación de distintas transformaciones. Por un lado, desde el siglo XVI se fue produciendo una "profunda mutación en las condiciones de producción agrícola" que permitió alimentar a una población creciente y expulsó hacia los centros urbanos a una masa de campesinos que, con el tiempo, se convirtieron en obreros industriales. Por otra parte, el "control de los mercados coloniales" que logró Inglaterra durante el siglo XVIII, desplazando a holandeses, franceses, portugueses y españoles, tuvo consecuencias revolucionarias. Si bien cada uno de esos mercados era reducido, al pasar a ser controlados por un solo país, Inglaterra, y comerciar un único producto, el textil de algodón, ello produjo la chispa que desencadenaría la R.I.

El abastecimiento de estos mercados exigía, además de la disponibilidad de capitales, un aumento de la producción y de la productividad del trabajo. Ello alentó la innovación tecnológica y cambios en la organización de la producción. Las innovaciones tecnológicas que se produjeron en Inglaterra durante el siglo XVIII fueron relativamente sencillas. Resultaron más de la adecuación de ciertas técnicas existentes que de la generación de nuevos inventos. Se trató sobre todo de cambios en las formas de tejer e hilar, que fueron potenciados a partir del momento en que las máquinas tejedoras e hiladoras comenzaron a ser movidas por una nueva fuente de energía, basada en el carbón y generada por la máquina de vapor.

Estas nuevas técnicas se combinaron con la disponibilidad de capitales y con la abundancia de mano de obra en una nueva manera de organizar la producción: la fábrica. Esta nueva forma organizativa de la producción implicó concentrar la mano de obra en un mismo lugar, especializar a cada obrero en una sola operación del proceso general de trabajo (división del trabajo, especialización) y disciplinarlo para cumplir con las nuevas tareas en las máquinas, sin moverse de su puesto de trabajo, cumpliendo horarios y reglamentos muy rígidos. Esta forma de producir permitiría incrementos sustanciales en la productividad y la producción.

A pesar de sus modestos comienzos, la R.I provocó un profundo cambio en la sociedad occidental y se proyectó hacia el escenario mundial a través de la incorporación lenta, gradual pero persistente del resto del mundo a esta lógica tecnológica y productiva. Con la R.I. y el nacimiento de la gran industria, se abrió una etapa de la historia de las sociedades aún inacabada, donde los cambios sociales, económicos, científicos y técnicos se integran, condicionan y determinan en un imbricado y complejo proceso.

 

ACTIVIDAD 1

1- Según el fragmento que acaban de leer La revolución industrial tiene cuál de las siguientes características: (Seleccionen las opciones que consideran correctas):

  1. La mecanización de los procesos productivos fueron muy complejas.
  2. Esta motivada por una necesidad de generar más cantidad de productos.
  3. Afectó, desde un principio, a todas las actividades productivas.
  4. Requirió una cantidad limitada de mano de obra, porque las máquinas hacían todo el proceso.
  5. Permitió al trabajador hacerse con los medios de producción y controlar sus tiempos y la calidad del trabajo.
  6. Generó un trabajo tedioso, monótono y repetitivo que afectaría negativamente el ánimo de la masa trabajadora.
  7. Permitió a la nobleza europea afianzar su posición social y económica, diferenciándose aún más de la burguesía.
  8. Inició el traslado definitivo de la mayoría de la población rural al ámbito urbano.
  9. Afianzó la posición de la burguesía, que había logrado acumular capital, proceso que se venía desarrollando desde el siglo XVI (con la Industria Doméstica)

 

El proceso de industrialización fue acompañado con un crecimiento urbano rápido y desordenado. Los barrios obreros se fueron formando alrededor de las fábricas con el objetivo de acortar la distancia de la fuerza de trabajo y las fábricas, por lo tanto sus costos y tiempos eran notoriamente menores. Además, esto provocó la segregación de los obreros en barrios marginales sin ningún tipo de servicio, ya sea de limpieza, agua o higiene. Y como imaginarán la vida de la burguesía era muy distinta.

Estas precarias condiciones de vida y las profundas desigualdades sociales que acompañaron a la industrialización causaron un creciente enfrentamiento entre obreros y burgueses. Las extensas jornadas de más de 14 horas de trabajo, sin ningún tipo de legislación laboral, el trabajo de mujeres y niños )cuyos costos eran mucho más bajos), provocaron una profundización de las diferencias entre la burguesía y el proletariado (no tenían otra posesión que sus hijos o prole). Estos bajos costos de la fuerza laboral, entre otros factores, hicieron que los dueños de los talleres, fábricas, grandes comerciantes y los banqueros experimenten un proceso de enriquecimiento.

Pero las protestas no se hicieron esperar. Rebeliones campesinas y motines por abastecimiento y consumo, debido al aumento del pan, se hacían cada vez más comunes en el campo.

Pero a medida que avanzaba el proceso de industrialización, el conflicto pasó a centrarse entre los obreros y los patrones. Las disputas se enfocaban, por ejemplo, en aumentos de salarios (o la no reducción de los mismos), las condiciones laborales y la reducción de la jornada de trabajo. Por supuesto, al principio, los obreros carecían de organización, pero progresivamente fueron apareciendo durante el siglo XVIII organizaciones que luchaban por la defensa de los intereses de los trabajadores: cooperativas, sociedades de socorros mutuos y sindicatos.

 

ACTIVIDAD 2

Lean el siguiente fragmento del historiador Eric  Hobsbawm.

La vida del trabajador

El trabajador pobre, cuyo mundo y forma de vida tradicionales fue destruida por la Revolución Industrial, no estaba conforme con la situación.

El trabajo en una sociedad industrial es, en muchos aspectos, completamente distinto del de una sociedad preindustrial. En primer lugar está desempeñado, sobre todo, por el trabajo de los obreros, cuyo principal ingreso es su salario. Por otra parte, al trabajo preindustrial lo hacen, fundamentalmente, familias con sus propias tierras de trabajo. [...] En segundo lugar, el trabajo industrial –mecanizado, de las fábricas– impone una rutina y monotonía completamente diferentes de los ritmos del trabajo preindustrial que dependen de las estaciones o del tiempo. Estas dos formas de trabajo coexistieron durante mucho tiempo e, incluso, en la actualidad hay lugares en donde persiste el trabajo preindustrial.

En tercer lugar, el trabajo en la era industrial se realizaba cada vez más en los alrededores de las grandes ciudades.

¡Qué ciudades! El humo flotaba continuamente, la mugre se impregnaba, y los servicios de agua, los servicios sanitarios y los de limpieza de las calles no eran suficientes. Así, se produjeron, sobre todo después de 1830, epidemias de cólera, fiebres tifoideas y enfermedades respiratorias e intestinales.

Texto adaptado de Eric Hobsbawm, Industria e Imperio, Barcelona, Ariel, 1977.

A. ¿Cuáles son las diferencias entre el trabajo en una sociedad industrial y el trabajo en una sociedad pre industrial, según Hobsbawm?

B.  ¿Por qué Hobsbawm afirma que: “El trabajador pobre, cuyo mundo y forma de vida tradicionales fue destruida por la Revolución Industrial, no estaba conforme con la situación”?

C. Lean las páginas 170 y 171 del libro y contesten las siguientes preguntas

1) Elaboren un cuadro comparativo entre la producción artesanal e industrial. Tengan en cuenta: lugar de producción, trabajadores, quiénes organizaban la producción y el trabajo, los propietarios de las máquinas y materias primas, modos de energía empleada, y quíenes definían el producto final.

2) ¿Qué características tiene la fábrica?

 

ACTIVIDAD 3

Lean los siguientes textos y contesten las preguntas que se encuentran debajo

EL RECHAZO AL MODELO FABRIL

"Lo cierto es que las primeras fábricas textiles inglesas enfrentaron una renuencia general de parte de la clase trabajadora potencial a aceptar el empleo en fábricas. Se opusieron sobre todo al trabajo inflexible y a la disciplina de las fábricas, tan contraria a las costumbres anteriores de sociabilidad y trabajo autónomo. Muchas de estas primeras fábricas se modeloran conforme a casas correccionaes y prisiones y eran manejadas por aprendices indigentes "involuntarios". Esta indentificación de la fábrica con el trabajo forzado penal significó también que los antiguos artesanos y trabajadores de las industrias caseras sintieran que perdían posición social al dejar la relativa autodeterminación de la producción en el hogar para aceptar la servidumbre del trabajador industrial. La verdad era que, en tanto hubiera algún grado de libertad de elección entre el trabajo casero y la fábrica, el trabajador prefería la casa. Fue lento y resistido el crecimiento del proletariado fabril libre. El odio al sistema de fábricas alentó, en no pequeña parte, la situación cercana a la guerra civil entre la clase acomodada y el hombre coún que caracteizó a la primera parte del siglo XIX."

Eric Wolf, Europa y la gente sin historia, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 1998.

 

LAS CIUDADES FRACTURADAS

"Los contemporáneos que deploraban la desmoralización de los nuevos pobres urbanos e industrializados no exageraban. Todo coincidía para agrandarla. Las ciudades y zonas industriales crecían rápidamente, sin plan ni supervisión, y los más elementales servicios de la vida de la ciudad no conseguían ponerse a su paso. Faltaban por completo los de limpieza en la vía pública, abastecimiento de agua y viviendas para la clase trabajadora (...). La casi universal división de las grandes ciudades europeas entre un "hermoso oeste" y un "mísero este", se desarrolló en este período"

Eric Hobsbawm, La era de la revolución (1789-1848), Barcelona, Crítica, 1997.

A. ¿Por que los trabajadores del siglo XVIII se mostraban renuentes a ingresar a trabajar en las fábricas?

B. ¿Que comparación hace Wolf para describir las fábricas del siglo XVIII? ¿Por qué?

C ¿Por qué Hobsbawm habla de "ciudades fracturadas"? Expliquen en qué sectores vivían ambas clases sociales.

 

ACTIVIDAD 4

Lean las páginas 172, 173 y 174 del libro de texto y respondan:

1) ¿Qué lugar ocupó el desarrollo de los medios de transporte en la RI?

2) ¿Por qué se puede decir que "La conformación de los grandes mercados nacionales e internacionales fue muy importante para la industrialización"?

3) ¿Cómo explicarían los cambios en la estructura económica de Inglaterra? Mencionen las principales características de la misma. 

ACTIVIDAD 5

El impacto mundial de la industrialización: página 176 y 177

1) Expliquen a qué se refiere el texto cuando menciona que Inglaterra se convirtió en "el taller del mundo".

2) Mencionen los aportes de la considerada "Segunda Revolución Industrial".

3) Luego de leer la página 177 del libro de texto elaboren una definición propia del Sistema Capitalista. 

 

ACTIVIDAD 6

Hacia mediados del siglo XIX, durante la segunda fase de la Revolución Industrial, el mercado mundial se integró como nunca antes lo había hecho, gracias al notable desarrollo de los medios de transporte y de comunicación. En este proceso, el librecambio cumplió un papel fundamental. ¿Qué significa esto? Que la libre circulación de mercaderías entre los países o su facilitación a través de eliminación o disminución de aranceles (impuestos) aduaneros, abarató los precios y favoreció los negocios. Esta expansión comercial europea otras veces recurrió a la fuerza, ocupando territorios a los que obligaba comprarles manufacturas a la vez que obtenían sus materias primas en un fenómeno tambien propio del período conocido como Imperialismo.

Junto con estos procesos, se fue consolidando una nueva división internacional del trabajo. ¿En qué consistía? En un mundo que, hacia la segunda mitad del siglo XIX se dividió en dos: en PAÍSES CENTRALES, industrializados, productores de manufacturas, aquellos que acompañaron a Gran Bretaña en el desarrollo industrial (Europa occidental, EE-UU, Japón); y PAÍSES PERIFÉRICOS, productores de materias primas (Europa Oriental, América Latina, África y Oceanía).

En este mercado mundial, los primeros vendían sus productos manufacturados a los segundos, mientras éstos les vendían sus materias primas. Como ejemplo: en este período Gran Bretaña era el “taller del mundo” a la vez que Argentina era el “granero del mundo”. Las diferencias estaban bien marcadas, lo mismo que el papel que le cabía a cada país que formaba parte de este mercado. El problema que se le planteaba a los países periféricos, eran las condiciones desiguales del intercambio: por la dependencia que se generaba con los países centrales, porque los productos industriales tenían un valor agregado en comparación con las materias primas, porque los precios eran fijados por las potencias, y porque el trabajo industrial utilizaba más cantidad de mano de obra y más calificada que en las economías agrícolas, beneficiando a sus economías. Así, las periferias eran mercados donde los países centrales vendían sus productos industriales, proveían de tecnología y prestaban capitales. Por su parte, los centros mundiales compraban a las periferias algunas de sus materias primas porque les resultaba más barato importarlos que producirlos.

El historiador británico Eric Hobsbawm describe a estos dos mundos asÏ: “… dos sectores distintos que forman un único sistema global: los desarrollados y los atrasados, los dominantes y los dependientes, los ricos y los pobres… En tanto que el primero de esos mundos (más reducido) se hallaba unido, pese a las importantes disparidades internas, por la historia y por ser el centro del desarrollo capitalista, lo único que unía a los diversos integrantes del segundo sector del mundo (mucho más amplio) eran sus relaciones con el primero, es decir, su dependencia real o potencial respecto a él.”

1) Luego de la lectura del texto respondan:

a. ¿En qué consistóa la división internacional del trabajo? Expliquen esto utilizando un ejemplo. Para responder esta preguna pueen utilizar la página 179 del libro. 

b. ¿Cómo incidió el librecambio en este proceso? Para responder esta preguna pueen utilizar la página 178 del libro. 

 

Fecha: 4/10/2018 | Creado por: Ignacio Agustin
Etiquetas: