Acercamientos sobre el primer y segundo mandato

El Golpe de 1943 puso fin al gobierno de Ramón Castillo. Los autores del golpe planteaban que su objetivo era terminar con el fraude y la corrupción imperante a lo largo de la década del 30´.

El nuevo gobierno, del General Ramírez, limitó los derechos constitucionales. Avanzó interviniendo los sindicatos, las universidades, persiguió y detuvo a dirigentes políticos y proscribió al partido Comunista. Impuso la censura, clausuró el Congreso y disolvió los partidos políticos.

En enero de 1944, Ramírez frente a la presión norteamericana, rompió relaciones con el eje. Esta decisión generó descontento en algunos sectores militares del GOU y Ramírez fue reemplazado por el General Farrell, en febrero de 1944. El Coronel Juan Domingo Perón que participó del golpe fue ocupando diferentes cargos, Ministro de Guerra, Secretario de Trabajo y Vicepresidente, concentrando todo ese poder en su persona.

Desde la Secretaría de Trabajo llevó adelante una importante labor en el plano de la legislación laboral. Mencionamos entre otras: indemnizaciones por despido, vacaciones pagas, se reglamentó la jornada de 8 horas y se sancionó un estatuto que protegía los derechos de los trabajadores rurales: “El estatuto del peón de campo”

Perón planteaba la necesidad de integrar al obrero al sistema y alejarlo de la influencia de los sindicatos de izquierda revolucionaria. Ansiaba el desarrollo de una política que permitiera una alianza de clases. Esto llevaría al aumento del consumo y al desarrollo del mercado interno. Era innegable que, a medida que el poder y la popularidad de Perón crecían, las presiones de la oposición se hacían más fuertes.

Las corporaciones patronales, así como algunos sectores de las Fuerza Armadas, veían con preocupación el ascenso de Perón. El gobierno militar preocupado por los diversos cuestionamientos recibidos, decidió arrestar y encarcelar a Perón en la isla Martín García. Los sindicatos comenzaron a movilizarse y a convocar a los obreros a la Plaza de Mayo para pedir la liberación de Perón.

La marcha estaba convocada para el día 18 de octubre pero los sucesos se precipitaron y el 17 de octubre de 1945 una multitud llegó hasta la plaza reclamando la presencia de Perón. El gobierno cedió a las presiones y Perón fue trasladado a la capital y, desde allí, a la Casa de Gobierno. Se dirigió, desde los balcones de la Casa Rosada, a los trabajadores que lo esperaban y aclamaban. Unos días más tarde, el gobierno militar, anunciaba el llamado a elecciones para el 24 de febrero de 1946.

Primer Gobierno peronista (1946-1951)

La preparación para las elecciones dividió a la sociedad argentina. Los sindicatos crearon el Partido Laborista, que tuvo el apoyo de parte de las Fuerzas Armadas y de la Iglesia. Postularon a Perón como candidato a presidente. Por otra parte, los opositores como la Sociedad Rural, la Unión Industrial, la Bolsa de Comercio y hasta la Embajada de los Estados Unidos encabezaron la Unión Democrática que postulaban a los radicales José Tamborini y Enrique Mosca.

“La campaña llegó a su culminación dos semanas antes de los comicios, cuando los Estados Unidos dieron a publicidad el “Libro Azul” sobre la Argentina. El documento acusaba a Perón y a sus allegados de colaborar con el nazismo, (...). Perón sacó provecho del ataque al presentar los comicios como una opción entre él o Braden, el ex embajador (...) a quien se debía la publicación del libro”. Bailly, Samuel. Movimiento obrero, nacionalismo y política en la Argentina. Buenos Aires, Hyspamérica, 1986.

El Partido Laborista de Perón se impuso en las elecciones de 1946. Obtuvieron mayoría en el Senado y en todas las gobernaciones provinciales y ocuparon los 2/3 de la Cámara de Diputados. Perón se propuso concretar tres grandes objetivos a partir del inicio de su mandato: Independencia Económica, Soberanía política y Justicia Social.

Es importante recordar, que el mundo estaba dividido al finalizar la segunda guerra mundial (1945), en dos grandes bloques. Era el período de la Guerra Fría, en el que los Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaban en forma indirecta a través de conflictos o guerras periféricas. Frente al contexto de la Guerra Fría, Perón establece entonces, su Tercera Posición, “Ni Yanquis ni Marxistas, peronistas”, en la que instaura un claro distanciamiento de la política bipolar que dividía al mundo.

Para lograr la soberanía política se debía promover la independencia económica. A su vez, el estado en forma novedosa, ligaría la economía a los aspectos sociales. Se intentaba impulsar el desarrollo de la economía generando, a su vez, el bienestar social. Las ideas centrales del pensamiento peronista, doctrina a la que Perón llamó justicialista, se presentaba como una alternativa ante los dos grandes sistemas políticos e ideológicos existentes, el capitalista, liderado por los Estados Unidos y el comunista, encabezado por la Unión Soviética.

Actividad

 Leé atentamente el siguiente texto y respondé a las preguntas:

La Tercera Posición

 “En el orden político, la Tercera Posición implica la soberanía de las naciones al servicio de la humanidad en un sistema cooperativo de gobierno mundial. En el orden económico, la Tercera Posición es el abandono de la economía libre y de la economía dirigida por un sistema de economía social al que se llega poniendo el capital al servicio de la economía. En el orden social, la Tercera Posición entre el individualismo y el colectivismo es la adopción de un sistema intermedio cuyo instrumento básico es la justicia social. Esta es nuestra Tercera Posición, que ofrecemos al mundo como una solución para la paz”. Mensaje del Presidente Perón al inaugurar las sesiones del Congreso Nacional, 1° de Mayo de 1950.

a) ¿Por qué Perón habla de una Tercera Posición? Relacioná con la situación mundial.

b) ¿Qué significa, según Perón, la Tercera Posición en cada uno de los planos: económico, social y político?

 

Fue muy activa su política en materia de salud, asimismo se organizaron las obras sociales basadas en los aportes de los trabajadores, los patrones y el Estado, bajo control sindical. También se extendió el sistema de jubilaciones.

Eva Perón desempeñó un papel muy importante a través de la Fundación Eva Perón. Desde allí se hizo cargo de la ayuda social a los humildes. Otro avance importante, en materia social, fue la implementación de las vacaciones anuales pagas y el desarrollo de la hotelería gremial y el turismo social. Estos avances permitieron a muchas familias acceder a las vacaciones en las playas o en la sierra. En la temporada de verano de 1940, Mar del Plata recibió 380.000 turistas y en la de 1955, llegaron 1.400.000. Perón intentó mantener el apoyo de las Fuerzas Armadas, presentándose como un hombre del ejército y satisfaciendo sus demandas profesionales.

Crecieron los cargos en los rangos más altos del ejército, se incrementó el presupuesto y se modernizó su equipamiento. La Iglesia apoyó a Perón durante sus primeros años de gobierno. Por su parte, Perón mantuvo la enseñanza religiosa en las escuelas, integró a su gobierno militantes católicos a desempeñar cargos públicos y aumentó su presupuesto. Perón estuvo acompañado en su labor de gobierno por Eva Perón quien se fue transformando en un verdadero nexo entre el pueblo y Perón. Esto generaba alrededor de su figura grandes odios por parte de los sectores opositores al peronismo, la alta burguesía, sectores medios, la iglesia y parte de las Fuerzas Armadas, que veían con recelo el carisma y los importantes espacios de poder que iba ocupando.

Eva Perón propició la sanción de la Ley de Sufragio Femenino que se convirtió en realidad en 1947. En las elecciones de 1952 las mujeres pudieron, por primera vez en la Argentina, hacer efectivo el derecho al voto.

Sin embargo, a pesar de toda la obra desarrollada en su gestión, Perón reforzó el gobierno con una serie de medidas de control y represión. Los miembros de la Corte Suprema fueron reemplazados por jueces cercanos al gobierno. Muchos profesores fueron despedidos de las universidades, las emisoras de radio fueron paulatinamente adquiridas por personas cercanas a Perón y se impuso en ellas el discurso oficial; además los periódicos oficiales fueron censurados e incluso expropiados, como La Prensa en 1951.

Se reforma la Constitución Nacional

En 1949, durante su primera presidencia, Perón convocó a elecciones para elegir a los futuros constituyentes. Estos integrarían la Asamblea Constituyente que tendría por objeto reformar la Constitución Nacional. La reforma no tocó la parte dogmática: Declaraciones, Derechos y Garantías, del texto constitucional, pero centró sus modificaciones en la incorporación de los derechos de los trabajadores, de la familia, de los ancianos, de la educación popular. Asimismo, se estableció la función social de la propiedad (arts. 38 y 39), se convirtieron en bienes de la Nación todas las fuentes de energía (art. 40) y se instauró la prestación directa, por parte del Estado, de todos los servicios públicos (art. 40). ¿Qué significan estas medidas? También se incorporaba en el artículo 78 que el presidente y el vicepresidente podían ser reelegidos. Aparece, de esta manera, la posibilidad de la reelección como un tema controvertido ya que permitía el acceso de Perón a un segundo mandato.

 

Debilitamiento y caída del peronismo (1952-1955)

Al cumplirse el primer mandato de Perón, el gobierno se preparó para presentarse en las próximas elecciones de 1952. Eva Perón nunca ocupó un cargo político, sin embargo en 1951 fue propuesta por los sindicatos como candidata a la vicepresidencia. Este proyecto no llegó a buen término porque su candidatura fue impugnada por distintos sectores de la oposición, entre ellos las Fuerzas Armadas. Por otra parte, estaba muy enferma y terminó falleciendo el 26 de julio de 1952. Sus restos fueron despedidos por una multitud pocas veces vista. Con su muerte Perón perdió un apoyo realmente sólido de su gestión. Perón logra llegar a ocupar por segunda vez la presidencia, con el 62 % de los votos, antes del fallecimiento de su esposa. Sin embargo, el contexto en el que asumía era muy diferente al del año 1946. La oposición, sectores conservadores, parte de las Fuerzas Armadas, la Iglesia Católica, los intelectuales entre otros, fue tomando más fuerza y hubo algunos intentos de levantamiento militar, entre 1951 y 1952, que fueron desarticulados. Frente a estos hechos la política del gobierno se endureció y provocó que la oposición visualizara, aún más, al peronismo como autoritario y deseara con tenacidad su caída.

 

 

Libro sobre publicidad y paganda: http://190.136.33.228/jspui/handle/123456789/15546

Fecha: 10/11/2017 | Creado por: Maia
Categoria: 3° TRIMESTRE