Actividades Sobre el Antiguo Régimen para entender el contexto en el que surge la Revolución Francesa.

Antiguo Régimen

La Revolución que estalló en 1789 transformó abruptamente la estructura social y política de la Francia moderna y sus repercusiones superaron ampliamente los límites del Estado francés. Inspirada en las ideas ilustradas, tan profundo fue su impacto que se la considera como un momento bisagra en la historia de occidente, su estallido marca el final de la Modernidad y el inicio del mundo contemporáneo. Pero para tener una noción real de su impacto y entender cómo fue posible tamaña transformación en unos pocos años es necesario tener en claro como era el mundo anterior, aquel que entró en crisis y fue destruido por el estallido revolucionario. Entonces, debemos caracterizar al sistema sociopolítico conocido como Antiguo Régimen.

El Antiguo Régimen se caracterizó por el gobierno absoluto del rey y por la división estamental de la sociedad. Repacemos estos conceptos que ya hemos trabajado en clase.

Actividad 1

En base a las fuentes 1 y 2 y a las páginas 192 y 193 del libro responde las siguientes preguntas:

  1. Por lo que ya hemos visto en clase indicar las principales características del absolutismo que se encuentran en las fuentes 1 y 2 (marcar los fragmentos de cada fuente que dan cuenta de las características mencionadas).
  2. Hacer un cuadro que dé cuenta de la división estamental de la sociedad francesa, debe incluir los grupos sociales que forman parte de cada estamento.
  3. Observar la imagen de la portada (del artículo) y explicar qué característica del Antiguo Régimen está mostrando.
  4. ¿Qué tipos de fuentes son los documentos sobre los que has trabajado?
  5. Explicar la oración destacada de la fuente 2.

Fuente 1: Luis XIV, Memorias sobre el arte de gobernar.

“Francia es una monarquía. El rey representa a la nación entera, y cada particular no representa otra cosa que un solo individuo respecto al rey. Por consecuencia todo poder, toda autoridad reside en manos del rey, y sólo debe haber en el reino la autoridad que él establece, sed el dueño; escuchad; consultar a vuestros consejeros, pero decidid. Dios que os ha hecho rey, os dará las luces necesarias, en tanto que mostréis buenas intenciones.

(…) los reyes son señores absolutos y tienen naturalmente la plena y libre disposición de todos los bienes, tanto de los seculares como de los eclesiásticos, para utilizarlos como prudentes administradores, es decir, conformes a las necesidades de su Estado.”

Fuente 2: Egger-Brass, T. y Gallego, M, Historia II.

“El término absolutismo fue utilizado para calificar negativamente al poder ilimitado y pleno del rey. […] Sin embargo el absolutismo no implicaba tiranía ni despotismo, ya que el rey estaba limitado por leyes divinas y humanas. Es decir que el monarca no podía disponer de lo que quisiera, sino que debía atenerse a las leyes consuetudinarias del reino, y aunque él pudiera crear otras nuevas también debía cumplirlas. Existían frenos y contrapesos a la autoridad absoluta del rey: los frenos eran los parlamentos, la Iglesia, los privilegios sociales y también la opinión. El equilibrio no se dio automáticamente, hubo luchas del rey contra la nobleza, que se negaba a acatar las disposiciones de la corona, mientras esta tomaba medidas antifeudales, y trataba de limitar o anular las actuaciones de los parlamentos o de las cortes. En este sentido el poder del rey era absoluto porque no encontraba límites a su ejercicio ni en el interior ni en el exterior del naciente Estado; el rey no era súbdito de nadie y había convertido en súbditos a todos los que estaban por debajo de él.

[…]  Para la administración de ese Estado centralizado se requirió de una burocracia cada vez más numerosa, a la que se integraron tanto los burgueses como la nobleza feudal a través de la compra de cargos, como los de recaudador de impuestos o de derechos de aduana.

La política económica de los reyes absolutistas fue rotulada con el título genérico de mercantilismo. Sus medidas principales fueron: la unificación de la moneda dentro del territorio nacional –con lo que dieron lugar al incipiente mercado interno­–, y el control de las exportaciones e importaciones.”

Actividad 2

Observar e interpretar los datos que aparecen en el cuadro a partir de lo leído para responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles eran concretamente los privilegios del primer y el segundo estamento?
  2. Teniendo en cuenta la cantidad de población, ¿se puede afirmar que había sectores sociales políticamente sobrerepresentados y subrepresentados?
  3. ¿Consideras que la división estamental reflejaba el poder económico de los distintos grupos sociales? Justificar.

 

Fecha: 30/10/2018 | Creado por: Silvia Tamara
Categoria: Tercer trimestre