Integrantes de la organización no gubernamental (ONG) CILSA visitaron nuevamente a los estudiantes de 4to. año de la especialización TIC, en el marco de una serie de conferencias que promueven la diversidad de percepciones al momento de utilizar la tecnología y visibiliza las necesidades a tener en cuenta a la hora de desarrollar una aplicación, con el objetivo de no excluir a nadie.

Para dar inicio a esta segunda jornada, compartieron apps y plataformas sumamente útiles para personas discapacitadas, como Jaws o NVDA, lectores de pantalla que permiten manipular dispositivos mediante un registro de voz. En este sentido, manifestaron que “si bien este tipo de herramientas facilitan el día a día, nos preocupa que no existen las suficientes, no son adecuadamente difundidas o son excesivamente costosas”.

CILSA es una ONG que promueve la inclusión plena de niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y con discapacidad. Además, apoya las tecnologías e innovaciones que incitan a la sensibilización y a la toma de conciencia, y que permiten vencer los muros ideológicos para lograr una sociedad unida, brindando a todos los individuos igualdad de oportunidades.

“Las discapacidades se definen en gran medida por la interacción de la persona con el medio social en el que vive. Por eso se busca incluir a quienes integran este colectivo a partir de una superación de barreras, para equiparar el acceso a los derechos”, expresaron los especialistas.

Con el objetivo de contribuir con los proyectos que se llevan a cabo en la orientación, los invitados presentaron Examinator, un sitio que permite realizar una evaluación automática de la accesibilidad de un sitio web. Para reforzar la necesidad de tener en cuenta este tipo de plataformas, invitaron a los alumnos a manejar una computadora con antifaces puestos y percibir lo que se enfrentan a diario las personas con discapacidad visual.

“Estas aplicaciones son fundamentales. Debemos lograr que cualquier tipo de desarrollo sea apto para todos y no excluya a nadie”, afirmó Darío Mischener, Director de TIC.

Para finalizar, dos grupos de chicos compartieron con sus compañeros sus proyectos, que ya fueron diagramados teniendo en cuenta la diversidad de percepciones, en base a lo trabajado con Marcelo Ranzoni, docente con quien analizan contenidos vinculados directamente a este tipo de cuestiones. El primero permite a personas sordas comunicar una emergencia de forma simple; mientras que el segundo se trata de un juego de simulación para no videntes, orientado a capacitar a quienes quieren ayudarlos.

De esta manera, los alumnos formaron parte de una actividad en la que enlazaron valores solidarios con lo aprendido en clase, y sumaron nuevos conocimientos de cara al futuro.

Fecha: 22/10/2018 | Creado por: Dario Marcelo
Categoria: Novedades
Etiquetas: