Un gran festejo por Rosh Hashaná fue el que se vivió en la Escuela ORT el día viernes 7 de septiembre. El evento tuvo lugar en las sede Almagro, Belgrano, Rosario y en la Escuela BAMI Marc Chagall y contó con la participación de más de 8000 personas.

“Estamos muy contentos de presentar un nuevo concepto, el de Identidad ORT, marca que se impone y hace posible que nuestras aulas estén colmadas de estudiantes. De todas formas, seguimos trabajando para que cada vez más chicos puedan sumarse a nuestro proyecto”, expresó Adrián Moscovich, Director Ejecutivo de ORT Argentina.  

La primera de las actividades transcurrió temprano en la mañana, cuando los alumnos de Primaria y Secundaria, acompañados por sus familias, metieron las manos en la masa y prepararon la jalá agulá más dulce del mundo -pan trenzado redondo que simboliza el comienzo de un nuevo año-.  Al ritmo de la música, los asistentes fueron guiados para realizar esta comida tradicional que simboliza, por su forma de espiral, el círculo de la vida.

Es importante destacar que la actividad se llevó a cabo en simultáneo con distintas sedes de ORT de todo el mundo, algunas de ellas fueron India, Rusia, Israel, México, Ucrania, República Checa, Sudáfrica, Rumania, Costa Rica, Italia y España.

Al terminar el amasado se invitó a los asistentes a ser parte de una gran celebración en la que tuvieron lugar distintos rituales con el objetivo de recuperar y renovar el sentido de la existencia.  

Junto a sus docentes, los chicos de Primaria subieron al escenario para la realización de las brajot -bendiciones- de Rosh Hashaná: el encendido de las velas, Kidush -bendición que se recita sobre el vino-, Hamotzi  -bendición de la jalá agulá- y la manzana con miel.       

Más tarde se habló sobre la mitzvá -mandamiento- esencial de esta festividad que es escuchar el sonido del shofar, cuerno de animal que convoca de manera simple y genuina a la reflexión e introspección. Acto seguido, los alumnos tocaron el shofar e interpretaron un popurrí de canciones alusivas a la fecha.    

“¡Shaná Tová Umetuká!”, se los escuchó pronunciar a todos al unísono, dando por terminado el encuentro con bailes, papelitos de colores y mucha música.

Fecha: 14/9/2018 | Creado por: Julieta
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: