Es viernes, y al recorrer los pasillos de la especialización Diseño Industrial pueden encontrarse tres impresoras 3D y a un grupo de chicos de 2do. año trabajando con ellas. El entusiasmo se percibe en el aire y se asemeja mucho al de aquella vez cuando, tentados por incursionar en el mundo del diseño y la tecnología, decidieron anotarse en el taller de impresión 3D, perteneciente al programa de Opciones de Formación Complementaria (OFC).

El objetivo es que aprendan la técnica en su totalidad, desde cómo son y cómo imprimen las máquinas hasta la confección de diferentes objetos”, contó Esteban Somoza, profesor a cargo de los encuentros. “Además, los estudiantes tienen la posibilidad de compartir sus intereses personales en el taller y realizar diversas creaciones para llevarse a sus casas”, añadió.

Lucas es uno de los alumnos que no quiso perderse la oportunidad: “Participar del curso me permite ampliar mis horizontes y conocimientos”, sostuvo. En la misma sintonía se expresó Santiago, quien aseguró que la experiencia cumple con sus expectativas y le sirve mucho.

“Yo hice un porta-auriculares, súper útil para mi día a día, y estoy muy contento”, dijo Julián. 

Además de implementar las impresoras 3D, los estudiantes lijan, pintan e intervienen los objetos con el propósito de embellecerlos y lograr una mejor presentación. “Los chicos se asombran con todo lo que pueden hacer, pasar de una computadora a un objeto real les parece maravilloso”, concluyó Somoza.

Las OFC son actividades extracurriculares que se articulan con distintas áreas: arte, música, educación tecnológica, deporte, ciencias sociales, literatura, entre otras.

Para más información, hacer clic aquí.

Fecha: 1/8/2018 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: