La festividad de Shavuot, también llamada “Zman Matán Toratenu” -el tiempo de la entrega de nuestra Torá- rememora cuando Moshé descendió del Monte Sinaí con las Tablas de la Ley y se las entregó a Benei Israel. Es una de las tres celebraciones de peregrinaje del judaísmo -shloshet haregalim- en las que todo el pueblo se reunía en Jerusalem para festejar y estudiar.

Shavuot es la culminación de la "cuenta del Omer" que comienza después de Pesaj y dura siete semanas.

Como parte de esta fecha especial, los alumnos participaron de distintas actividades con el objetivo de compartir experiencias y adquirir nuevos conocimientos sobre el tema.

Guiados por un rabino, los estudiantes repasaron cómo es una Torá y para qué sirve. “Contiene 304.805 letras, 79.800 palabras y se dice que si uno está muy preocupado debe ponerse a leerla ya que a través de sus letras uno puede conectarse con la divinidad”, explicó el rabino.

Además, durante la charla hizo mención a los tefilín, una de las más importantes mitzvot -preceptos de la Torá-. Consiste de dos pequeñas cajas de cuero, unidas a correas, y que contienen cuatro secciones de la Torá escritas en pergamino.

“Existen distintas maneras de celebrar, uno de los rituales consiste en tomar un refrigerio lácteo el primer día de Shavuot, como una analogía entre lo importante que resulta la Torá para el pueblo de Israel y lo vital que es la leche para el recién nacido”, manifestó la Coordinadora del área de Educación Judía, Yael Mitelman.

Asimismo destacó que otros de los preceptos y costumbres son escuchar los diez mandamientos, leer el libro bíblico de Ruth -una mujer que no era judía y su amor por Dios la llevó a convertirse al judaísmo- y quedarse despierto toda la noche estudiando.

Es importante resaltar que la entrega de la Torá fue un evento trascendental que marcó a fuego al pueblo de Israel, brindándole un carácter, una fe y un destino único. Y hoy en día, 3.300 años después de lo ocurrido, sus ideales -monoteísmo, justicia y responsabilidad- todavía se encuentran presentes en la base de la civilización occidental.

Como cierre, estudiantes, docentes, personal y autoridades de la Escuela compartieron -en ambas sedes- un encuentro con baile, música y cosas ricas.

Fecha: 24/5/2018 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: