Expectantes y ansiosos, así se mostraron los alumnos de 3er. año de Química y Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) ante la visita de la Doctora en Biología Karina Yaniv, quien estuvo acompañada por Florencia Arbister, Directora de Amigos del Instituto Weizmann de Israel.

La especialista, oriunda de Córdoba y profesora en el Instituto Weizmann de Ciencias, fue invitada por el Área de Ciencias Naturales y brindó una interesante charla sobre sus investigaciones con peces cebra, con las que busca prevenir enfermedades tumorales y vasculares.

Con la premisa de que para conseguir lo que uno se propone es fundamental desearlo mucho y luchar por ello, Yaniv se zambulló de lleno en el campo de la biología del desarrollo, convencida de que se trata del puntapié inicial para generar descubrimientos trascendentales.

“Todos los días pienso que la vida surge a partir de una célula y me parece increíble. Es un proceso mágico del que tenemos más preguntas que respuestas”, aseguró la especialista, quien cosechó numerosos reconocimientos gracias a sus trabajos.

Su incansable curiosidad la llevó a incursionar en el desarrollo embrionario, área que hoy la desvela y la incita a pasar incansables horas en su laboratorio. “En el presente nos focalizamos en curar, pero en el futuro la medicina va a estar abocada a la regeneración de tejidos”, manifestó con convicción, al tiempo que explicó que los humanos no tenemos esa capacidad innata, pero hay animales que sí pueden hacerlo.

Esta facultad es una de las tantas razones por las que sus proyectos tienen como protagonistas a los peces cebra. “Ellos son pequeños, poseen una fertilización externa y sus embriones son transparentes, lo que nos permite ver cómo se forman a través de un microscopio. Además, pueden vivir con un cuarto de su corazón y regenerarlo en tan sólo 35 días. Durante ese período, late y bombea sangre como si estuviese completo, es asombroso”, explicó al auditorio.

Yaniv contó que uno de sus retos es poder regenerar el corazón humano y habló de la clonación como herramienta clave para la reproducción de tejidos. “Hoy en día es sabido que muchos de los genes que se activan durante las enfermedades son los mismos que desempeñan un importante papel en la formación de vasos del desarrollo. Si logramos comprender cómo se generan cada uno de nuestros órganos, estaríamos muy cerca de encontrar una solución para distintos males”, sostuvo la especialista.

Para terminar, destacó la importancia de trabajar al servicio de la humanidad y aconsejó a los alumnos que están interesados en investigar y ayudar que no claudiquen nunca: “La ciencia es un idioma universal”, concluyó.

Fecha: 29/11/2017 | Creado por: Julieta
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: