Un grupo de alumnos de Belgrano y Almagro de 3ro., 5to. y 6to. año fueron reconocidos por competir en el Modelo Regional de Naciones Unidas (MONUR) que se llevó a cabo entre el 9 y el 11 de agosto en la Universidad Atlántida Argentina de la ciudad de Mar del Plata. La actividad forma parte de un proyecto del Área de Ciencias Sociales en donde los jóvenes se preparan durante todo el ciclo lectivo para obtener las herramientas necesarias y así poder asistir a diversos certámenes vinculados con temas de la actualidad mundial.

El encuentro, del que participaron distintas delegaciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia, tiene como objetivo fomentar el aprendizaje a través de la simulación, generando un juego de roles en el que los chicos representan los intereses de los distintos países.

Nuestros estudiantes integraron las delegaciones de Burundi, Kazajstán, Japón y Brasil, en las que trataron temas como la proliferación de las armas nucleares, la corrupción en Latinoamérica, el problema mundial de las drogas, la violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, la situación humanitaria en Siria, y los conflictos Paquistán-India y Palestina-Israel, entre otros.

Todos disfrutaron enormemente la actividad y, debido a su excelente desempeño, muchos de ellos fueron distinguidos.  

Natalia Ravel obtuvo el premio a la mejor delegada del Consejo de Seguridad representando a Japón, mientras que Paula Dimerman y Tobías Galinski, miembros de Kazajstán, recibieron una mención especial a la mejor delegación por presidencia en el mencionado organismo.

Por su parte, en la Asamblea General los estudiantes Ezequiel Trajerman y Uriel Soifer, integrantes de Japón, se llevaron el primer premio a la mejor delegación por el Comité Observador. Micaela Mular y Julieta Daiksel, por Kazajstán, fueron distinguidas tras la realización del mejor documento de posición, mientras que Sol Feldsztejn y Martín Hilsenrat, representantes de Brasil, recibieron una distinción de presidencia.

Además, Manuel Oanes e Iara Mossayebeh, representando a Japón, recibieron el segundo premio a la mejor delegación por el comité observador en el Consejo de Derechos Humanos. En ese mismo órgano, los estudiantes Tomás Kviatek y Julia Rodríguez Miranda fueron reconocidos con el tercer premio a mejor la delegación por el Comité Observador gracias a su participación como representantes de Kazajstán.

Por último, Bruno Rodríguez y Ezequiel Rowinski recibieron el primer premio a la mejor delegación por el comité observador en el Consejo de Seguridad Histórico, en su rol de miembros de Burundi.

“Como en años anteriores, los chicos participaron entusiasmados y vivenciaron una experiencia maravillosa en la que fueron aprendiendo e intercambiando dudas, silencios y risas. Nosotros los acompañamos en todo momento y los incentivamos a animarse. Tras unos pocos días de convivencia en los que comenzaron tímidos y distantes, finalizaron unidos y contentos. Ésta es otra hermosa experiencia de aprendizaje grupal compartida con estudiantes de las dos sedes”, explicaron orgullosos Maia Shnaidman y Daniel Plotinsky, los docentes de Ciencias Sociales que viajaron junto a ellos.

Además de los alumnos mencionados, formaron parte de la experiencia Tobías HolcmanEitan Sinkewicius, Sofía Grinsberg y Uri Ermel.

Fecha: 31/10/2017 | Creado por: Bruno
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: