En Lag Baomer nos encontramos frente a una festividad en la que el sentido histórico, religioso, nacional y universal se superpone.

Sentido histórico:

En el año 132, dio comienzo la rebelión de Bar Kojbá, la misma contaba con el apoyo de Rabí Akivá y otros sabios de la generación Iavne. El levantamiento había logrado establecer un fugaz estado judío, duró tres años y medio, y terminó con la caída de Betar, en el año 135. Según la tradición judía cayó el 9 de Av. Tras la rebelión, Adriano cambió el nombre de Iehudá por Palestina; y a

Ierushalaim la denominó Aelia Capitolina, ella fue reedificada como una ciudad romana pagana.

Sentido religioso:

Lag Baomer – significa el día 33 de la cuenta del Omer. Es decir el 18 de

Iyar. Hay 49 días entre Pesaj Shavuot. A este período se lo conoce con el nombre de Sfirat Haomer – la cuenta del Omer, que comienza el segundo día de Pesaj y finaliza el día 49. (Vaikrá, Levítico, XXIII, 15 – 16) En la historia judía, este es un período de duelo.

De acuerdo a las fuentes talmúdicas, 24000 alumnos de Rabí Akiva murieron en una epidemia pues no se respetaban mutuamente.

La misma cesó por milagro en Lag Baomer y por eso se convirtió en una fecha festiva. Los alumnos de Rabí Akiva pudieron reincorporarse a la lucha contra los romanos.

Sentido nacional:

Lag Baomer es una fiesta nacional, ya que el levantamiento había logrado establecer un fugaz estado judío. El mismo duró tres años y medio.

En la rebelión participaron todos los estratos sociales, poniéndose de manifiesto la unión y el heroísmo del pueblo.

Sentido universal:

En Lag Baomer cesó la epidemia que se había desatado entre los discípulos de Rabí Akiva, quienes fueron severamente castigados por no respetarse mutuamente. Ningún pueblo, ninguna sociedad, puede subsistir como pueblo moralmente sano, si la relación entre las personas no se basa en el respeto mutuo.

Fecha: 12/5/2017 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: