Diferentes tipos

El relato  policial

Un relato policíaco o relato de detectives es un subgénero literario que agrupa a las narraciones breves o de mayor extensión de hechos ficticios relacionados directamente con criminales y con la justicia, generalmente teniendo como tema principal la resolución de un misterio, la persecución de un delincuente, o temas similares. El cuento puede ser blanco o negro; blanco: que el policía sea el que se encarga de su trabajo y de su búsqueda; negro: el detective o el policía se mete en el bando contrario para poder atraparlo.

 

Tipologia:El cuento policíaco tiene muchos tipos:

A)Tradicionales

De enigma: Un difícil crimen tiene lugar y sólo el detective lo resuelve gracias a sus dones deductivos. El lector no puede participar activamente en la aclaración del crimen, ya que es el sagaz detective quien tiene todas las respuestas.

 De problema: El crimen es resuelto por medio de pruebas físicas, psicológicas y declaraciones de testigos y sospechosos. El lector puede intervenir activamente a medida que se lleva a cabo la investigación.

B) Negros

 Duro o Negro: El detective trabaja por un sueldo y se ven involucradas cuestiones, como por ejemplo, marginalidades o negocios turbios. Aquí es de gran ayuda la experiencia del detective.

De suspenso (thriller): La trama es ya secundaria y lo más importante es el ambiente angustioso en el cual se encuentra el protagonista, esto atrapa al lector

De espionaje: La sofisticada trama se centra en un espía o agente secreto que debe intervenir en conflictos que involucran a distintos países, para prevenir enfrentamientos bélicos.

 

Desarrollo

*Planteo de un enigma a resolver: A partir de un dilema, se desarrolla una historia que se cuenta en el relato

*Narración del proceso de investigación: Permite aclarar el interrogante planteado al comienzo

 *La resolución del enigma:  Se logra mediante

-El examen y observación de los hechos materiales y psicológicos, sobre los que se sacan conclusiones

-El razonamiento a partir de posibles hipótesis, el investigador muchas veces no necesita observar el escenario del crimen

 

Estructura: Habitualmente es un relato que se hace al revés de la narrativa tradicional. Al comienzo se presenta el enigma que debe ser resuelto al final. El tiempo para aclarar el misterio procede en dos sentidos: mientras avanza la investigación, futuro; se revela el enigma, pasado. Pero hay que tener en cuenta que a este relato precede una etapa previa de organización: cuando el escritor imagina o fragua esa historia sigue un orden cronológico o lineal (comienzo, desarrollo y desenlace). Al escribirla invierte los resultados y los presenta al comienzo.

Ambiente: Es cotidiano, familiar al lector. En los primeros relatos el crimen ocurría en espacios interiores, en cuartos cerrados. En la actualidad, la violencia se desata en las calles, ante la sorpresa o indiferencia de los posibles testigos.

Trama: La acción brinda el mayor suspenso. Deja siempre un hilo o eslabón por resolver. Con rigor deductivo, el investigador y el lector desentrañan el enigma al reunir esos hilos en el desenlace. Al principio se proponen varias soluciones fáciles, a primera vista tentadoras, que sin embargo resultan falsas. Hay una solución inesperada, a la cual sólo se llega al final. Para la solución del enigma se desecha todo elemento sobrenatural o inexplicable. Es un relato hecho para que el lector participe en desentrañar el misterio; ingresa en el mismo como un investigador más.

Definición: El relato policíaco es aquel que, por medio de la deducción lógica, identifica al autor de un delito y revela sus móviles.

 Los personajes

Se presentan en una perspectiva antitética: el policía, el detective, el inspector; el asesino y el espía, o sea los buenos y los malos. Por lo general son tipos, tienen caracteres bien definidos y no evolucionan a lo largo del relato.

Pueden ser:

  • Investigador :Es el que investiga los hecho sucedidos (héroe del relato), de gran inteligencia deductiva y analítica.
  • Acompañante: No suele tener un gran aporte, no hace nada (un amigo que acompaña y escucha). En general es el que relata, y el lector se identifica con él ya que es el último en comprender.
  • Sospechosos:Resultan siendo siempre los culpables del hecho (pueden ser más de uno, y se van descartando según las pruebas).
Fecha: 14/6/2017 | Creado por: Patricia Norma
Categoria: novedades
Etiquetas: