Enterate de qué se trata este proyecto

La Spirulina es una bacteria filamentosa fotosintética reconocida como una excelente fuente nutricional. Varias ONGs, como Antenna Technologies (Suiza) y la FAO a través de su programa IIMSAM promueven el desarrollo de granjas de producción de Spirulina a nivel comunitario en numerosos países de África y Asia, proponiéndola como una posible solución a la creciente situación de malnutrición mundial. Sin embargo, la producción de Spirulina aún no ha alcanzado la difusión esperada, al menos en muchas poblaciones con situaciones de malnutrición, entre ellas las de nuestro país.

Nuestra escuela se encuentra desarrollando un proyecto cuya finalidad es poner a punto una técnica de cultivo artesanal de Spirulina, que permita producirla de un modo didáctico y económico. Como objetivo final se intenta contribuir a la mejora del estado nutricional de alumnos de escuelas situadas en zonas rurales, mediante la puesta en marcha del sistema productivo y capacitación para su mantenimiento, promoviendo así la biotecnología como vehículo de la actividad solidaria.

Se ha diseñado un esquema integrando un fotobiorreactor construido con envases reciclables en cuyo interior el burbujeo producido por una bomba alimentada mediante energía solar, mantenga en suspensión el cultivo y aporte CO2. Este último sería atrapado de la combustión en cocinas alimentadas por biogás producido in situ por un biodigestor, cuyo efluente aportaría, además, nutrientes útiles para el medio de cultivo de la Spirulina.

Hasta el momento los principales esfuerzos fueron orientados a construir un prototipo de fotobiorreactor conectando herméticamente envases descartables en forma columnar y paralelamente probar diversas fuentes de nutrientes como posibles medios de cultivo. Hemos realizado bioensayos de crecimiento de Spirulina con infusiones de té y yerba mate, extracto de Aloe Vera, lixiviado de compost de lombriz y Biol recogido del efluente de un biodigestor. Los resultados, aún preliminares, registrados mediante microscopía y estimaciones espectrofotométricas del contenido de ficocianinas, indicarían que los cultivos a base de infusión de yerba, lixiviado de compost y biol fueron los más alentadores, aunque aún muy lejos de las tasas de crecimiento registradas en el medio clásico (Zarrouk). Actualmente seguimos trabajando con estos tres medios, suplementándolos con diferentes sales para intentar optimizar el crecimiento del cultivo.

Si bien el presente proyecto es muy ambicioso y aún nos encontramos en una fase preliminar del mismo, el entusiasmo mostrado por los alumnos y los resultados obtenidos hasta el momento, nos sugieren que será posible llevarlo a cabo con la finalidad de lograr construir, a mediano plazo, un prototipo del sistema, para posteriormente poder avanzar en la aplicación biotecnológica con fines solidarios.

Fecha: 31/8/2015 | Creado por: Abelardo
Etiquetas: