Los invitamos a dejarnos sus comentario y recomendaciones de los libros que les gustaría que lean los alumnos de la Escuela ¡Comentanos por qué los elegiste!

Cuando un bebé tiene hambre llora para que le demos de comer, cuando un niño tiene hambre de conocimiento, el alimento recomendado es un libro. Porque los libros son eso: alimento para el alma, la imaginación, el espíritu. Aportan a la formación y al futuro… 

Como adultos sabemos que promover los hábitos de lectura es una responsabilidad social, pero también a través de estas lecturas recomendadas les estamos dando un poquito más de nosotros. 

Cuando fomentamos el acercamiento a los libros, no les estamos enseñando a leer, les estamos enseñando a volar y a acrecentar la capacidad de expresión de sus sentimientos;  a buscar en su interior las respuestas, sin la prisa de las redes, a sus inquietudes lectoras. 

La escuela y la familia ocupan un lugar de privilegio para elaborar propuestas coincidentes con  los intereses de los jóvenes. Aprovechemos de  ellos las estrategias participativas, hagámonos “amigos” de sus intereses.

 Planteamos para ello abrir un espacio revelador que dé lugar a la palabra.  

Les proponemos realizar juntos un listado de libros que recomendaríamos a nuestros hijos y alumnos para su lectura: los que nos han gustado en un momento especial y que guardamos en nuestra memoria o han sido significativos en nuestra formación cultural. 

Los invitamos a ingresar en el portal de la biblioteca para interesar  a los chicos con esos libros que atesoran, así como contarnos el porqué.  

 

 

Fecha: 15/6/2012 | Creado por: Gladys Ines
Etiquetas: